Retrospectiva: Christian Louboutin

Christian Louboutin es uno de los diseñadores de zapatos más famoso del mundo: sus modelos de alto tacón y suela roja son conocidos en los cinco continentes, y celebrities de todos los ámbitos coinciden en vestirlos para completar sus looks. Aprovechando la salida a la venta de su colección Primavera-Verano 2011, echamos la vista atrás para conocer los inicios del genio.
 
 

Christian Louboutin nació en París en 1964; hijo de un ebanista, desde pequeño conoció el esfuerzo y la recompensa que supone el trabajo artesanal. Dejó la escuela con sólo doce años, pero a pesar de su corta edad, el joven Christian tenía muy claro lo que quería hacer con su vida: el music-hall parisino era su pasión y, tras complementar su formación en moda, consiguió abrir un pequeño taller en el que exponía y vendía sus diseños a las estrellas de los musicales. Nunca dejó de formarse, y siempre lo hizo con los mejores: Chanel, Yves Saint Laurent… De la mano de los grandes de la alta costura del siglo XX, este genio del calzado ha llegado a convertirse en un indispensable de las más importantes pasarelas de moda y alfombras rojas del momento.

Si hay algo que caracteriza a los diseños de Louboutin son los altísimos tacones de aguja y las suelas de color rojo. Los tacones, generalmente de más de 12 centímetros de altura, “son el elemento de la femineidad”, según dijo él mismo en una entrevista a un medio de Colombia. Siendo joven pudo observar en un museo un cartel prohibiendo el uso de tacones altos debido al daño que podía sufrir el cuidado suelo de parquet: desde ese momento, Louboutin no pudo alejar esa imagen de su mente, y se dedicó a diseñar altos tacones con los que estilizar las piernas de la mujer, y hacerlas tan largas como pudiera. La suela roja de sus zapatos fue fruto de la casualidad: mientras observaba uno de sus zapatos, con la tradicional suela negra, tuvo la impresión de que le faltaba fuerza. Decidió pintar la suela con un esmalte de uñas rojo de la firma Chanel, y supo que aquélla podría ser la seña de identidad perfecta para sus modelos. Louboutin patentó la idea: suelas rojas para sus zapatos tradicionales, y azules para los de la colección de novia.

Pero Christian Louboutin es algo más que un diseñador de calzado: él es un artista. Concibe cada uno de sus zapatos como una obra en sí misma: un objeto artesano digno de admiración, el complemento perfecto para los looks más sofisticados y chic.

Actualmente acaba de salir a la venta su colección Primavera-Verano 2011, en la que no pueden faltar los elementos típicos de Louboutin que convierten cada zapato en una pequeña joya: hebillas metálicas, tachuelas, estampados animales, tejido de  red… son un must esta temporada y nos acercan al estilo punk-rock, tan de moda entre las jóvenes. De cara a las estaciones calurosas, los colores flúor vuelven a formar parte de nuestros outfits, tanto en salones como en sandalias: azul eléctrico y rosa chicle son los tonos estrella, tanto para la noche como para tomar un cocktail en una terraza frente a la playa. Otros tonos, clásicos de todas las colecciones, también están presentes en el trabajo de la firma francesa: los zapatos en color nude resaltarán nuestro bronceado veraniego, y no podían faltar los pumps y pee-toes en negro, renovados con un nuevo estilo de tacón metálico y bastante más fino que los anteriores, que actúan como complemento indispensable para la noche.


Raquel Rodríguez Martín
Abril 9, 2011
37
COMENTARIOS
Comentar